Envío gratuito

a partir de 35 €

Pago Seguro

No guardamos tus datos de pago

TÉ NEGRO DESTEINADO PAKISTANÍ

6,4564,50 IVA Incluido

Un blend con un intenso sabor especiado que pueden disfrutar todos y en todo momento, debido a que está libre de cafeína. A partir de ahora tienes una estupenda alternativa para disfrutar de tu té a cualquier hora. Esperamos que para ti también se convierta en uno de tus tés preferidos.

Limpiar

Envío gratuito a partir de 35 €

Pago seguro

Envío rápido

Información sobre el TÉ NEGRO DESTEINADO PAKISTANÍ

Desde nuestros inicios, trabajamos para todo el mundo tenga la posibilidad de descubrir las virtudes y el excelente sabor de los tés de alta calidad. Con la creación de este Té Negro Pakistaní Desteinado creemos que damos un decisivo paso en este sentido.

Son muchas las personas que, o bien por edad, embarazo o por alguna sensibilidad a la cafeína, no pueden disfrutar plenamente de nuestros tés. Problemas de sueño, digestivos o de irritabilidad son algunas de las consecuencias de la ingesta de cafeína por encima de los niveles tolerables por cada uno.

Aunque disponemos de una amplia gama de infusiones y rooibos sin excitantes, hay muchas personas que simplemente aman el sabor del té. Para ellos y para todos, hemos desarrollado esta creación, libre de teína pero con todo el sabor del té. A partir de ahora tienes una estupenda alternativa para disfrutar de tu té a cualquier hora. Esperamos que para ti también se convierta en uno de tus tés preferidos.

Comenzamos la descripción con la hoja seca. Al observarla, vemos que está compuesta de hojas de té de tamaño medio a grande, torcidas y de color marrón claro y otras más pequeñas de color más oscuro. Podemos ver también piezas de jengibre, piel de naranja canela y cardamomo verde. El aroma que desprenden es intensamente especiado, amaderado y complejo. Podemos ditingur claramente la canela, asi como destellos de clavo y cardamomo, seguidos de refrescantes notas a jengibre y un fondo dulce aportado por la vainilla, que armoniza todo el conjunto.

Una vez infusionado, obtendremos un licor de color ámbar con tendencia a cobrizo, que desprende un aroma de intensidad media a alta con notas claramente especiadas, en sintonía con las que hemos percibido anteriormente.

En boca el desarrollo de la cata comienza siendo dulce y amaderado en un primer momento, si bien en pocos segundos comenzamos a percibir unas notas levemente saladas, que aportan mucha complejidad a la infusión y que nos permitirán utilizarlo con éxito en nuestros maridajes. Ahora apreciamos el sabor potente, pungente, levemente picante de las especias que componen a este blend: destellos de canela, clavo, jengibre, vainilla y cardamomo van saltando alternativamente a nuestro paladar, produciéndonos una sensación de complejidad y viveza dificilmente presente en otras elaboraciones.

Su astringencia no es tan alta como podría esperarse, sino más bien contenida. No así su cuerpo, que se presenta grueso en boca y con una textura cremosa. Por todo ello, a pesar de su sabor marcado, no es un té amargo y fuerte, sino más bien sabroso y equilibrado.

Por último, uno de los atributos que más destacan de esta especialidad es su largo, potente y definido posgusto, con notas especiadas, amaderadas y refrescantes, que nos acompañarán durante largo rato después de terminada la degustación.

Al menos tres minutos de reposo en agua recién hervida de buena calidad son recomendables para que el licor de este té esté bien equilibrado. Hay que decir que debido a su potencia, no es tan exigente como otros tés en cuanto al tipo de agua. De hecho, puedes experimentar a prepararlo con un agua con un alto contenido en magnesio, que potenciará su perfil organoléptico.

Por supuesto, es ideal para tomar con leche, que es como se disfruta en los paises de Asia Meridional. Si quieres conocer todos los deltalles de la preparación te recomendamos leer este post.

 

Después de experimentar con varias mezclas y tés de base, estamos satisfechos con el resultado final: un té rico, potente, con un sabor complejo y un posgusto largo y refrescante. Un té sin cafeina y sin alérgenos de declaración obligatoria, por tanto, un té para todo el mundo.

Lo puedes disfrutar solo o con leche, caliente o frío, solo o en buena compañía, por la mañana, por la tarde o por la noche… El toque levemente picante aportado por el jengibre lo hace muy refrescante, para cuando aprieta el calor pero al mismo tiempo, su carácter especiado también lo hace ideal como te de invierno. Puede que no haya un té más versátil que éste.

Té negro desteinado, canela, cáscara de naranja, jengibre, cardamomo, clavo, extracto natural de vainas de vainilla y cardamomo verde.

Con esta es pecialidad se nos abren grandes posibilidades de maridaje: desde acompañante perfecto de sandwiches y bocadillos de todo tipo, hasdta platos más elaborados cuyo componente pricnipal sean las carnes rojas, el pescado azul e incluso otros platos contundentes y especiados, con los que vibrará en sintonía, debido a su complejidad.

Como contrapunto a postres dulces y cremosos también irá muy bien, aligerándolos y haciéndolos más digeribles.

nuevo Leche

Cart
  • No products in the cart.