Envío gratuito

a partir de 35 €

Pago Seguro

No guardamos tus datos de pago

TÉ ROJO PU-ERH JU PU CHA

7,60 IVA Incluido

Un té ancestral, muy conocido en su origen por sus excelentes propiedades digestivas y antivíricas, según la Medicina tradicional China. Aspectos que no desmerecen su original y delicioso sabor.

Hay existencias

Envío gratuito a partir de 35 €

Pago seguro

Envío rápido

Información sobre el TÉ ROJO PU-ERH JU PU CHA

El Ju Pu Cha (橘普茶), cuya traducción sería “Pu-erh en mandarina”, consiste en una mandarina en la que se han introducido hojas de té rojo Pu-erh. Se trata de una elaboración muy especial que se viene haciendo ancestralmente en China, de hecho se considera el primer té aromatizado de la historia. Su origen es un poco confuso, si bien sus raíces con la Medicina Tradicional China son muy conocidas, la cual utiliza el Ju Pu Cha como remedio en casos de resfriados o problemas estomacales, entre otros.

Para la fabricación del Ju Pu Cha es muy importante la selección tanto de las mandarinas como del té que contendrán.

Son muy famosas en China las frutas que crecen cerca de XinHui en Guangdong, que son las que se emplean precisamente para la elaboración de estas que te ofrecemos. Son conocidas por su adecuado equilibrio entre dulzor y acidez y porque desarrollan un delicado aroma durante largo tiempo. Cuando se recolectan las mandarinas se secan parcialmente, se les extrae la pulpa mediante un corte en la parte superior (por donde posteriormente extraeremos el té cuando lo vayamos a preparar). Una vez que la piel de la mandarina está convenientemente desecada, tendrá forma de recipiente y será rellenada con hojas de té parcialmente fermentadas.

Chén Pí es el nombre que se le otorga a la cáscara seca de mandarina, que ha sido utilizada por miles de años por la medicina tradicional china. Según esta doctrina, la cáscara seca posee un atributo cálido (que proporciona calor al cuerpo y facilita la circulación de la sangre). Además, posee propiedades antivirales y antibacterianas, gracias a su contenido en vitamina C. También ayuda con problemas digestivos, el exceso de mucosidad y reduce las náuseas.

Se cree que su uso comenzó durante la Dinastía Song (960-1279), y tuvo mucha fama durante las Dinastías Ming (1368 -1644) y Qing (1636 – 1912).

En cuanto a las hojas de té Pu-erh, en las mejores calidades, son previamente seleccionadas con gran cuidado y envejecidas entre dos y cinco años. Las hojas de té se escogen especialmente para que armonicen con el sabor dulce y cítrico de la mandarina empleada.

Finalmente, se somete a las mandarinas ya rellenas a una última fase de secado al sol, en un horno a baja temperatura o en una estancia especial, durante la cual las hojas de té absorben el perfume de la cáscara.

El resultado es un té delicioso, con un licor de color rojo oscuro y denso, y de sabor definido, cítrico y terroso.

Compuesta de piezas uniformes de tamaño mediano a pequeño, de color marrón oscuro y algunas hojas doradas. Desprende un característico aroma afrutado dulce, aportado por la mandarina, y una base amaderada y con notas dulces a cuero y vainilla, propias del té Puerh que se usa como base.

40 gr. aprox. por unidad

Cosecha: otoño de 2019

Agradables atributos afrutados de mandarina, sorprendentemente dulce y suave con un regusto igualmente amable.

Recomendaciones para la elaboración de la infusión:

1, Rompe la naranja entera en trozos pequeños, incluyendo la cáscara y el té de puerh;

2, Almacénalos bien en un lugar seco: una lata de té es ideal.

3, Toma un poco de té con un poco de cáscara para la elaboración de la infusión;

Primero cogemos una cucharadita de la mezcla de hojas y cáscara por taza del interior del Ju Pu Cha y lo colocamos en el infusor que vayamos a utilizar (habitualmente se utiliza directamente en el gaiwan).

Vertemos agua fina sin cloro recién hervida sobre las hojas para despertar el té. Tras tan solo unos segundos desechamos esa agua e inmediatamente vertemos más agua a la misma temperatura, que dejaremos en reposo durante 1,5 minutos si lo preparamos con el gaiwan, o unos dos a tres minutos si lo hacemos según el método occidental.

Debido a que el proceso de fermentación ha producido profundas grietas en la estructura molecular de las hojas, podrás obtener varias infusiones consecutivas de este té.

Nos encanta esta especialidad ancestral. No solo por su sabor redondo, dulce y sabroso, sino por lo que representa, ya que nos transporta a su profundo y legendario origen. Es un té cargado de historia y misticismo, que además te sentará fenomenal, debido a sus cualidades digestivas y tónicas.

El hecho de que puedas obtener varias infusiones lo hace aún más atractivo, puesto que lo podrás disfrutar y compartir con amigos y familiares durante largas sesiones de té.

 

Rareza nuevo

ORIGEN

Pais

China

zona de producción

Te Pu-erh: Jardín del  Monte Bulang, Yunnan

Mandarinas: Xinhui, Guangdong

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.